el_llibre_art_cast

En el mundo del papel, el libro de arte se puede llegar a comparar, en determinados casos, a los objetos de lujo: ediciones de muchísima calidad y muy caras, con unos gastos editoriales y de producción altísimas. Esto contrasta con los precios más bien reducidos que el público está dispuesto a pagar por las ediciones y las aplicaciones digitales. Este es el principal motivo que ha hecho que esta tipología editorial se esté adaptando de forma relativamente lenta al mundo digital. Aún así, los proyectos desarrollados en este ámbito son muy interesantes.

Museos como la National Gallery de Londres o el Louvre de París son un buen ejemplo de ello. Con una gran cantidad de visitantes anuales, estos museos cuentan con una masa crítica suficiente para poder subvencionar y rentabilizar aplicaciones basadas en rutas virtuales e información complementaria sobre los artistas y sus obras. Estas aplicaciones desarrollan las funciones que han hecho tradicionalmente los catálogos de los museos.

Chace, Margaret; Paul Chan; Sharon Gallagher; Chul R. Kim; Arezoo Moseni. The Future of Art Book Publishing. New York Public Library, 12/2/2013.

Reid, Calvin. “Digital Art Books Hit a (Gallery) Wall”. Publishers Weekly, 260.34 (2013): 24–n/a.

Collera, Virginia. “El libro como fetiche vuelve a seducir“. Babelia (El País), 11 de junio de 2014.